Casos de estudio - Amenazas y Mitigación

Estudio de caso: Deya

A modo de ilustración, vamos a utilizar la experiencia ficticia, aunque bastante común, de Deya. Deya es una activista feminista que utiliza su cuenta de Twitter para desafiar a quienes promueven la cultura de la violación. En consecuencia, Deya ha sido acosada y amenazada en línea. 

La amenaza que más le preocupa es la de quienes prometieron descubrir dónde vive y compartir la información en internet para invitar a otras personas a causarle daños físicos. En este caso, el impacto es claro – daño físico. Hay otras amenazas, como el acoso en el ámbito laboral para que la despidan de su trabajo y hacia su círculo visible de amistades en línea. 

Para evaluar los riesgos, Deya tendrá que repasar todas las amenazas y analizarlas a fin de evaluar su probabilidad y el impacto que pueden causar – con el objetivo de planear cómo mitigar dichos riesgos.  

Amenaza  1: Se descubre dónde vive y se comparte la información en línea

La mayoría de las amenazas proceden de cuentas en línea – y la mayoría de estas cuentas son de personas que no conoce y no puede verificar si se trata de personas de verdad o cuentas falsas. Deya reconoce a algunas de las personas que participan en las amenazas en línea: son actores conocidos que suelen participar en ataques en línea contra mujeres. Basándose en el conocimiento que tiene de ataques previos en los que a veces se publicaron detalles personales en línea, Deya siente un temor verdadero en relación a su seguridad personal. 

¿Hay alguna forma de evitar que eso suceda? ¿Cuál es la probabilidad de que las personas que la acosan y atacan averigüen dónde vive ? Deya tiene que imaginar qué tan probable es que su dirección ya se encuentre disponible en internet, o que alguno de sus atacantes la ponga a disposición. 

Para evaluar esta situación, Deya puede empezar realizando una búsqueda en internet sobre sí misma para ver qué información encuentra  –  de esta manera, sabrá si hay espacios físicos asociados a su persona y si esos espacios señalan su verdadera localización física. Si descubre que su dirección se puede encontrar en internet, ¿qué puede hacer para evitar que esté disponible públicamente?

Deya también puede evaluar qué tan vulnerable o seguro es su domicilio. ¿Vive en un edificio con vigilancia y protocolos para el acceso de quienes no residen allí? ¿Vive en un apartamento que debe cuidar por su cuenta? ¿Vive sola? ¿Cuáles son las vulnerabilidades de su domicilio? 

Además, tendrá que evaluar  cuáles son las capacidades y recursos que tiene para protegerse. Si su domicilio se da a conocer públicamente en internet ¿puede mudarse? ¿Quién puede ofrecerle apoyo durante ese tiempo? ¿Puede llamar a las autoridades para pedir protección?

Amenaza 2: Acoso  en el ámbito laboral para que despidan a Deya de su trabajo

Deya trabaja en una ONG de derechos humanos, de modo que no hay peligro de que la despidan de su empleo. Pero el domicilio donde se encuentran las oficinas de la organización es públicamente conocido en su ciudad y está disponible en el sitio web de dicha organización.  

Para Deya, el peligro de perder su empleo es escaso. Sin embargo, la información públicamente disponible sobre su ONG puede ser un flanco vulnerable para su seguridad física, así como para la seguridad del equipo. 

En este escenario, la organización deberá hacer su propia evaluación de riesgo, a raíz del hecho de que una de las integrantes del equipo de trabajo es blanco de amenazas.

¿Qué hacer con los riesgos? Tácticas generales de mitigación

Más allá de identificar y analizar amenazas, probabilidades, impactos y capacidades, la evaluación de riesgos tiene que ver también con la elaboración de un plan de mitigación para todos los riesgos identificados y analizados. 

Hay cinco maneras generales de mitigar riesgos: 

Aceptar el riesgo y elaborar planes de contingencia. Algunos riesgos son inevitables. O ciertos objetivos hacen que valga la pena correrlos. Pero eso no significa que haya que desestimar su importancia. Hacer un plan de contingencia significa imaginar  qué pasaría si sucediera el mayor riesgo y cuáles serían los impactos más graves para poder dar los pasos necesarios para lidiar con la situación. 

Evitar el riesgo. Implica reducir la probabilidad de que una amenaza se vuelva un hecho. Puede significar la implementación de políticas de seguridad para mantener más seguro al grupo. También podría  implicar cambios de comportamiento para incrementar las posibilidades de evitar un riesgo específico. 

Controlar el riesgo. A veces, un grupo puede decidir enfocarse en el impacto causado por la amenaza, en lugar de centrarse en ella. Controlar el riesgo significa reducir la gravedad de su impacto. 

Transferir el riesgo. Conseguir un recurso externo para asumir el riesgo y su impacto. 

Monitorear el riesgo para estar alerta de cambios en términos de probabilidad e impacto.  Suele emplearse esta táctica de mitigación para los riesgos de bajo nivel.  

Estudio de caso: Deya

Para usar el ejemplo de Deya otra vez, ella tiene alternativas para actuar frente a los riesgos que enfrenta basándose en su análisis y evaluación, la probabilidad de que ocurran, los impactos y las capacidades que ya existen  para lidiar con las amenazas  y/o los impactos que puedan tener. 

En el caso en que la dirección postal de Deya ya se pueda encontrar en internet, ella tiene que aceptar el riesgo y enfocarse en realizar planes de contingencia. Estos planes pueden ser desde mejorar la seguridad de su hogar, hasta mudarse. La medida de las posibilidades dependerá de las realidades y contextos existentes de Deya. 

Otra opción que tendría Deya en este escenario sería preguntar dónde es que se encuentra su dirección postal disponible al público para eliminar ese contenido. Sin embargo, esta no es una táctica infalible. Le ayudará a eliminar el peligro si ninguna de las personas que la acosan vieron todavía la información. Pero si alguna de esas personas ya lo ha hecho y tomó una fotografía o captura de pantalla de la información, es muy poco lo que puede hacer Deya para impedir que se divulguen los datos. 

Si la dirección de donde vive Deya no se conoce públicamente y no está disponible en internet, hay más espacio para pensar en cómo evitar riesgos. ¿Qué puede hacer Deya entonces para impedir que las personas que la acosan  descubran la dirección de su casa? Puede eliminar sus publicaciones  con etiquetas geográficas que estén cerca de su casa y dejar de enviar posts en tiempo real que contengan esta información.

En cualquiera de los dos escenarios posibles (ya sea que su domicilio esté disponible públicamente o no), Deya puede dar los pasos necesarios para controlar el riesgo enfocándose en proteger su hogar. 

Las buenas estrategias de mitigación de riesgos implican pensar en estrategias preventivas y dar respuesta frente a incidentes – evaluar lo que se puede hacer para evitar el peligro y pensar qué se puede hacer si la amenaza se cumple. 

Estrategias de prevención

  • ¿Con qué capacidades cuentas para evitar que esta amenaza  se vuelva un hecho?
  • ¿Qué acciones llevarás a cabo para evitar que suceda? ¿Cómo cambiarás los procesos adentro de la red?
  • ¿Tienes que crear políticas y procedimientos ?
  • ¿Qué capacidades necesitas para prevenir esta amenaza?

Respuesta frente a incidentes

  • ¿Qué harás cuando esta amenaza se torne realidad? ¿Qué pasos darás?
  • ¿Cómo reducirás la gravedad del impacto de esta amenaza?
  • ¿Qué capacidades se necesitan para dar los pasos necesarios para responder a esta amenaza?
Continuar a la siguiente página de este material (Recordatorios)

wiggy-cactus-yellow-several.png